Search
Close this search box.

La responsabilidad financiera es salud

Compartir:

Tarde o temprano la vida adulta nos sorprende. Hay quienes se entusiasman y otros, un poco más realistas, que se agobian por los grandes cambios que esto representa. Preparados o no, tenemos que afrontar la realidad: volvernos responsables de nuestra propia economía.

Ante esta gran tarea es normal sentirnos perdidos especialmente si tomamos en cuenta que en ningún momento de la adolescencia se nos enseña educación financiera. Sin embargo, no es motivo para alterarse, ya que siempre es posible encontrar caminos que nos ayuden a administrar nuestros gastos e ingresos de una forma mucho más eficiente y sobrevivir a las nuevas responsabilidades de la vida adulta.

La clave para no volvernos locos es perder el miedo. Tener nuestros propios ingresos requiere de muchos cuidados que nos permitan aprovecharlos de la mejor manera sin llegar al punto de restringirnos. Esto significa que, contrario a lo que muchos creen, tomar decisiones financieramente inteligentes no es sinónimo de despedirnos de ciertos gustos, sino ser estratégicos para saber en qué, cuándo y cómo gastar el dinero. 

No es necesario tener resuelto todo desde el principio, basta con empezar a implementar pequeños mecanismos que nos ayuden a administrar nuestros gastos y la mejor forma de hacerlo es con un presupuesto. Esto no solo te permite asignar una cantidad de dinero para los gastos obligatorios, sino que además te da un panorama más claro del dinero que entra y sale de tu bolsillo. 

Puede que los primeros meses sean complicados y estemos bajo el sistema de prueba y error, pero una vez que tengas identificados tus gastos con cantidades específicas todo será más fácil. Este mecanismo también sirve para que puedas empezar a ahorrar para esas cosas que más que necesidades son gustos.

Pero ten cuidado, porque aunque trates de ser la persona más organizada con tu dinero, las deudas pueden aparecer tarde o temprano y si bien pueden ser un dolor de cabeza, tampoco son el fin del mundo si tienes el plan adecuado para pagarlas. Todo es cuestión de aprender, sistematizar y ser responsable.

Nuestro bienestar comprende distintas áreas y estar tranquilos en el ámbito financiero contribuye a mantener nuestro bienestar emocional. Tener nuestras cuentas claras y al día no solo hace feliz a nuestros bolsillos, sino también a nuestra mente y cuerpo.

Picture of Redacción XPOT
Redacción XPOT
Conocedor de todos los temas que puedas imaginar. Te conoce y sabe lo que necesitas y buscas, por eso siempre sabe qué recomendarte y cómo ayudarte.

RELACIONADOS

De los Grandes Hombres (y Mujeres)

De los Grandes Hombres (y Mujeres)

La grandes salas de teatro, museos o reuniones políticas no son los únicos lugares donde grandes figuras de nuestro país

Nos volvimos Locos X El Asado

Nos volvimos Locos X El Asado

Cortes deliciosos, cerveza fría y buena compañía. No había otra forma de vivir el viaje de sabores que Locos X

La michelada: nuestra favorita del verano

La michelada: nuestra favorita del verano

Podrán existir miles de cócteles, pero el amor universal por la michelada es un hecho indiscutible, especialmente cuando buscamos refrescarnos

La ciudad hecha jardín

La ciudad hecha jardín

Durante los primeros meses del año la ciudad se inunda de hojas color rosa, amarillo y rojo convirtiendo a la

La naturaleza  y la comodidad van de la mano

La naturaleza  y la comodidad van de la mano

Nuestra casa es un lugar especial y qué mejor forma de llenarlo de vida que con plantas que se acoplen

Los must del turismo en El Salvador

Los must del turismo en El Salvador

Del volcán al pueblo y del pueblo a la playa, estos son los imperdibles del turismo interno en nuestros destinos

Dile adiós al miedo y usa bloqueador solar

Dile adiós al miedo y usa bloqueador solar

Aunque sean más que obvias las razones para utilizar protector solar todos los días, siguen existiendo mitos alrededor de su

Actividades para esta época de colores

Actividades para esta época de colores

¿Alguna vez quisiste iniciar una actividad física y fracasaste en el intento? Es momento de retomarla. El paisaje durante la