Search
Close this search box.

La otra cara de las tradiciones

Compartir:

Semana Santa es la primera gran vacación en nuestro calendario. Para algunos es el momento para reafirmar su fe, para otros significa reencontrarse y compartir con la familia. Sin importar cuál sea nuestro caso, este período está lleno de tradiciones, muchas de estas nos recuerdan al hogar, a nuestra infancia y, por supuesto, a nuestros seres queridos. Hagamos un ejercicio de memoria, ¿cuántas veces no peleamos con nuestras mamás y abuelas porque no queríamos comer los típicos rellenos de pescado? ¿Cuántas veces no le dijimos a nuestras abuelas que quitara las películas religiosas porque queríamos ver tele?

Aunque no seamos grandes admiradores del cambio, lo cierto es que el tiempo pasa y esto lleva a transformaciones unas más drásticas que otras. De repente nos vemos cocinando con nuestras propias manos aquellos platillos que detestábamos y juramos jamás comer. Suena irónico, sí. Pero así funcionan las tradiciones. 

Crecer implica darse cuenta que estas van más allá de si nos gustan o no. Es ahí donde descubrimos que lo que realmente importa de estas prácticas es ver las sonrisas de nuestras abuelas, mamás o papás, es tener una excusa para reunirse con tus primos y poder dejar de lado nuestras responsabilidades y preocupaciones para disfrutar con nuestras personas favoritas.

La Semana Santa por supuesto tiene un significado religioso en lo colectivo, pero en lo individual, para muchos de nosotros, esta época significa estar con la familia, compartir la mesa, hacer alfombras juntos o seguir las procesiones para detenernos a mitad del camino en una pupusería con el fin de recuperar energías. Durante esta semana anhelamos y vemos con nostalgia el pasado. Recurrimos a esas tradiciones tan propias de la época no por devotos, sino por el afán de volver a estar o sentir cerca a los nuestros.

Mantener vivas las tradiciones que no entendíamos o renegamos de pequeños, es una forma de mantenernos unidos a esos familiares que tal vez ya no están con nosotros, pero que a través de la cocina, las alfombras o las procesiones podemos recuperarlos por un par de días.

Picture of Redacción XPOT
Redacción XPOT
Conocedor de todos los temas que puedas imaginar. Te conoce y sabe lo que necesitas y buscas, por eso siempre sabe qué recomendarte y cómo ayudarte.

ÚLTIMAS NOVEDADES

RELACIONADOS

De los Grandes Hombres (y Mujeres)

De los Grandes Hombres (y Mujeres)

La grandes salas de teatro, museos o reuniones políticas no son los únicos lugares donde grandes figuras de nuestro país

Consumo local: haciendo la diferencia desde el turismo 

Consumo local: haciendo la diferencia desde el turismo 

Consumir productos nacionales supone todo un abanico de ventajas. No desaproveches ninguna y, a su vez, contribuye a dinamizar la

5 ejercicios para hacer en casa

5 ejercicios para hacer en casa

Todos queremos ponernos en forma y vernos espectaculares ahora mismo, pero cuando revisamos los pasos para lograr esta meta, nos

Las claves de una dieta saludable

Las claves de una dieta saludable

Empezar una nueva dieta no tiene porqué ser un sacrificio. Cambiar nuestra vida es la oportunidad perfecta para experimentar con

Los “tokes” de los 90

Los “tokes” de los 90

No desmeritamos el impacto del rock salvadoreños, pero es probable que su auge no hubiese sido el mismo sin los

Así se coronó a Isabella García-Manzo como Miss El Salvador 2023

Así se coronó a Isabella García-Manzo como Miss El Salvador

Tras una noche extraordinaria, Isabella García-Manzo fue coronada como Miss El Salvador 2023, iniciando así su camino hacia Miss Universo.

Del estigma al lienzo

Del estigma al lienzo

Son muchas las opiniones que se tienen acerca del mundo del tatuaje, algunas positivas, otras no tanto. Sin embargo, hay

Todo lo que tienes que saber para un maridaje perfecto

Todo lo que tienes que saber para un maridaje perfecto

El maridaje es todo un arte y, aunque venga con algunas recomendaciones incluidas, lo más importante es probar nuevas combinaciones