Search
Close this search box.

La otra cara de las tradiciones

Compartir:

Semana Santa es la primera gran vacación en nuestro calendario. Para algunos es el momento para reafirmar su fe, para otros significa reencontrarse y compartir con la familia. Sin importar cuál sea nuestro caso, este período está lleno de tradiciones, muchas de estas nos recuerdan al hogar, a nuestra infancia y, por supuesto, a nuestros seres queridos. Hagamos un ejercicio de memoria, ¿cuántas veces no peleamos con nuestras mamás y abuelas porque no queríamos comer los típicos rellenos de pescado? ¿Cuántas veces no le dijimos a nuestras abuelas que quitara las películas religiosas porque queríamos ver tele?

Aunque no seamos grandes admiradores del cambio, lo cierto es que el tiempo pasa y esto lleva a transformaciones unas más drásticas que otras. De repente nos vemos cocinando con nuestras propias manos aquellos platillos que detestábamos y juramos jamás comer. Suena irónico, sí. Pero así funcionan las tradiciones. 

Crecer implica darse cuenta que estas van más allá de si nos gustan o no. Es ahí donde descubrimos que lo que realmente importa de estas prácticas es ver las sonrisas de nuestras abuelas, mamás o papás, es tener una excusa para reunirse con tus primos y poder dejar de lado nuestras responsabilidades y preocupaciones para disfrutar con nuestras personas favoritas.

La Semana Santa por supuesto tiene un significado religioso en lo colectivo, pero en lo individual, para muchos de nosotros, esta época significa estar con la familia, compartir la mesa, hacer alfombras juntos o seguir las procesiones para detenernos a mitad del camino en una pupusería con el fin de recuperar energías. Durante esta semana anhelamos y vemos con nostalgia el pasado. Recurrimos a esas tradiciones tan propias de la época no por devotos, sino por el afán de volver a estar o sentir cerca a los nuestros.

Mantener vivas las tradiciones que no entendíamos o renegamos de pequeños, es una forma de mantenernos unidos a esos familiares que tal vez ya no están con nosotros, pero que a través de la cocina, las alfombras o las procesiones podemos recuperarlos por un par de días.

Redacción XPOT
Redacción XPOT
Conocedor de todos los temas que puedas imaginar. Te conoce y sabe lo que necesitas y buscas, por eso siempre sabe qué recomendarte y cómo ayudarte.

RELACIONADOS

Twitch: el punto de reunión

Twitch: el punto de reunión

Hay muchas plataformas que han sido indispensables para promover la cultura del gaming, pero ninguna se compara con Twitch.

La magia del Árbol de Navidad

La magia del Árbol de Navidad

El impacto de ciertas prácticas trasciende hasta convertirse en una de las tradiciones más universales de la navidad. Este es

Las ruedas de feria: una experiencia única

Las ruedas de feria: una experiencia única

Para algunos su parte favorita de las fiestas agostinas, para otros una experiencia no tan grata. Lo cierto es que

Un buen presupuesto para guíar tu hogar

Un buen presupuesto para guíar tu hogar

La clave para un hogar feliz (en lo económico) es tener claridad de nuestros ingresos y gastos y qué mejor

Tres aplicaciones para organizar tus comidas

Tres aplicaciones para organizar tus comidas

Organizar las comidas de cada día puede convertirse en una tarea (casi) imposible, pero estas aplicaciones te ayudarán a comer

Cómo Angus Cloud se volvió inolvidable y nos robó el corazón

Cómo Angus Cloud se volvió inolvidable y nos robó el

De trabajar en un restaurante en Brooklyn a convertirse en el corazón de una de las series más populares de

Personalidades y pelajes, la complejidad de los gatos

Personalidades y pelajes, la complejidad de los gatos

Los gatos no solo son lindos, son todo un mundo complejo y comprender su comportamiento no siempre es fácil, aunque

Rituales estilo salvadoreño que recibe el año nuevo

Rituales estilo salvadoreño que recibe el año nuevo

Hay muchas formas de recibir un año nuevo, pero los salvadoreños tienen sus propias formas de darle la bienvenida a