Search
Close this search box.

Lo más dulce de la semana

Compartir:

No hay nada como disfrutar de esta Semana Santa recordando a nuestros seres queridos por medio de una de las recetas típicas más deliciosas de esta temporada.

No hay nada que nos recuerde más a Semana Santa que el aroma a dulce de atado saliendo de la cocina, donde la abuela se encontraba preparando las torrejas más deliciosas que hemos probado. Cada año añoramos la llegada de esta festividad para poder disfrutar de este postre hecho con tanto amor, el cual con un solo bocado nos transporta a nuestra infancia, en ese momento en el jugábamos con los primos y la abuela salía para avisarnos que las torrejas estaban listas. 

Las torrejas son una de esas tradiciones que no queremos dejar morir, así como los mangos y jocotes en miel, no solo por su sabor, sino por todo el valor sentimental que tienen para nosotros. Aunque este plato parezca complicado, lo cierto es que no requiere de mayor ciencia. Si bien requiere de esfuerzo, nunca es un mal momento para aprender y recordar a aquellos que cada año en Semana Santa entraban a la cocina y con una sola torreja eran capaces de hacer de un día ordinario algo extraordinario.

No hay nada que nos recuerde más a Semana Santa que el aroma a dulce de atado saliendo de la cocina, donde la abuela se encontraba preparando las torrejas más deliciosas que hemos probado. Cada año añoramos la llegada de esta festividad para poder disfrutar de este postre hecho con tanto amor, el cual con un solo bocado nos transporta a nuestra infancia, en ese momento en el jugábamos con los primos y la abuela salía para avisarnos que las torrejas estaban listas. 

Las torrejas son una de esas tradiciones que no queremos dejar morir, así como los mangos y jocotes en miel, no solo por su sabor, sino por todo el valor sentimental que tienen para nosotros. Aunque este plato parezca complicado, lo cierto es que no requiere de mayor ciencia. Si bien requiere de esfuerzo, nunca es un mal momento para aprender y recordar a aquellos que cada año en Semana Santa entraban a la cocina y con una sola torreja eran capaces de hacer de un día ordinario algo extraordinario.

Lo primero es que consigas los ingredientes que te dejamos al final de la nota. Es probable que la mayoría de estos ya los tengas en casa, pero en caso que no sea así, puedes encontrarlos sin ningún problema en el supermercado. En cuanto a la torta de yema, no te preocupes, busca en tu panadería de confianza, no es necesario que la prepares desde cero tal como lo hacía tu abuela. Cuando tengas listos todos los implementos empieza cortando la torta de yema en rodajas que sean lo suficientemente gruesas para que no se desarmen al bañarlas con la mezcla que harás después con la leche. Una torta de yema te rendirá aproximadamente para 8 o 10 torrejas.

El siguiente paso es poner al fuego la leche y las rajas de canela para que quede infusionada; de igual forma, puedes agregar esencia de vainilla para darle otro toque de sabor. Cuando esté lista, déjala enfriar unos minutos para que puedas sumergir las rodajas de torta de yema en ella sin quemarte. Mientras esperas que esta mezcla esté lista, toma un bowl y separa las claras de huevo para batirlas hasta punto de nieve. Para hacer más fácil este paso puedes ayudarte de una batidora eléctrica. En caso que no cuentes con una, no te preocupes porque puedes hacer este paso perfectamente con un batidor manual o tenedor.

Ahora bien, cuando ambas mezclas estén listas vas a tomar las rebanadas de pan que previamente cortaste para sumergirlas primero en la leche y luego en las claras de huevo para finalmente llevarlas a un sartén con aceite.

Pero, ¿qué son las torrejas sin su exquisita miel? Para ello vas a poner medio litro de agua en una olla y agregar medio dulce de atado en pequeños trozos que se disolverán. Agrega la canela al gusto y deja hervir. Esta miel puedes ponerla por encima de las torrejas a la hora de servirlas o agregarlas en la olla para que absorban mejor la miel. Así de fácil tienes listo no solo uno de los postres más característicos de estas fechas, sino también un pedacito de tu infancia y tus seres queridos.

Ingredientes que necesitarás:

  • 1 torta de yema
  • 4 huevos
  • ½ litro de leche
  • Rajas de canela
  • Esencia de vainilla
  • ½ litro de agua
  • ½ dulce de atado

Lo primero es que consigas los ingredientes necesarios. Es probable que la mayoría de estos ya los tengas en casa, pero en caso que no sea así, puedes encontrarlos sin ningún problema en el supermercado. En cuanto a la torta de yema, no te preocupes, busca en tu panadería de confianza, no es necesario que la prepares desde cero tal como lo hacía tu abuela. Cuando tengas listos todos los implementos empieza cortando la torta de yema en rodajas que sean lo suficientemente gruesas para que no se desarmen al bañarlas con la mezcla que harás después con la leche. Una torta de yema te rendirá aproximadamente para 8 o 10 torrejas.

El siguiente paso es poner al fuego la leche y las rajas de canela para que quede infusionada; de igual forma, puedes agregar esencia de vainilla para darle otro toque de sabor. Cuando esté lista, déjala enfriar unos minutos para que puedas sumergir las rodajas de torta de yema en ella sin quemarte. Mientras esperas que esta mezcla esté lista, toma un bowl y separa las claras de huevo para batirlas hasta punto de nieve. Para hacer más fácil este paso puedes ayudarte de una batidora eléctrica. En caso que no cuentes con una, no te preocupes porque puedes hacer este paso perfectamente con un batidor manual o tenedor.

Ahora bien, cuando ambas mezclas estén listas vas a tomar las rebanadas de pan que previamente cortaste para sumergirlas primero en la leche y luego en las claras de huevo para finalmente llevarlas a un sartén con aceite.

Pero, ¿qué son las torrejas sin su exquisita miel? Para ello vas a poner medio litro de agua en una olla y agregar medio dulce de atado en pequeños trozos que se disolverán. Agrega la canela al gusto y deja hervir. Esta miel puedes ponerla por encima de las torrejas a la hora de servirlas o agregarlas en la olla para que absorban mejor la miel. Así de fácil tienes listo no solo uno de los postres más característicos de estas fechas, sino también un pedacito de tu infancia y tus seres queridos.

Lucía Montiel
Lucía Montiel
Periodista. Criatura del 2000, por ende hija del internet. Como buena consumidora de Tik Tok habla rápido y de varias cosas a la vez. Le gusta hablar sobre películas, series y música.

RELACIONADOS

Los aperitivos perfectos

Los aperitivos perfectos

Los reflectores de esta temporada pueden ser compartidos y te aseguramos que estos aperitivos son la entrada perfecta para tus

Los must del turismo en El Salvador

Los must del turismo en El Salvador

Del volcán al pueblo y del pueblo a la playa, estos son los imperdibles del turismo interno en nuestros destinos

Consumo local: haciendo la diferencia desde el turismo 

Consumo local: haciendo la diferencia desde el turismo 

Consumir productos nacionales supone todo un abanico de ventajas. No desaproveches ninguna y, a su vez, contribuye a dinamizar la

Películas que han recibido ovación

Películas que han recibido ovación

La temporada de premios nos deja mucho más que estatuillas y reconocimiento. Aquí te dejamos una pequeña lista de las

Actividades para esta época de colores

Actividades para esta época de colores

¿Alguna vez quisiste iniciar una actividad física y fracasaste en el intento? Es momento de retomarla. El paisaje durante la

El arte hecho terapia

El arte hecho terapia

Un escape, una forma de comunicarnos o una catarsis. El arte llega, nos toca y sensibiliza para permitirnos experimentar emociones

Hospital de Tablas de Surf: Artesanía y ciencia

Hospital de Tablas de Surf: Artesanía y ciencia

La combinación perfecta de ciencia, artesanía y la esencia de una persona se materializa de forma perfecta en una tabla

Planificando el éxito

Planificando el éxito

La campeona olímpica, Anna Kiessenhoffer, recorrió 137 kilómetros en tres horas y 52 minutos, para lograr la presea dorada en