Search
Close this search box.

Headspace: un viaje por la relajación y el autoconocimiento

Compartir:

Aunque creamos que no estamos hechos para la meditación, siempre hay una forma de empezar y qué mejor forma de hacerlo que por medio de una guía animada.

Vivimos rodeados de ajetreos y movimientos. Las rutinas de nuestros estudios, trabajos y responsabilidades en general nos exigen mantener nuestra mente siempre ocupada y pensando en cuál será el siguiente paso, tanto así que es básicamente imposible detenernos y no pensar en absolutamente nada.

Contrario a la idea que se nos ha metido en la cabeza de que tenemos que mantenernos ocupados para ser personas funcionales, hacer una pausa, tomar un respiro y desconectarnos de todo el ruido que nos rodea no solo está bien, sino que es necesario para mantener nuestra mente sana.

Entre los muchos mecanismos y medios para cuidar nuestra salud emocional está el ahora conocido mindfulness el cual consiste en dirigir toda nuestra atención en el presente, en lo que sucede aquí y ahora, sin intentar cambiar o juzgarlo, sino más bien aceptándolo. Esta práctica es característica de los monjes budistas y pretende llevar a quienes lo practiquen a una plena conciencia de su entorno y emociones.

Ahora bien, probablemente hemos dicho en varias ocasiones que dicha práctica no es lo nuestro o que no sabemos por dónde o cómo empezar para obtener los resultados que se espera.

Sin embargo, en la actualidad contamos con distintas herramientas para emprender en el camino de la meditación y empezar a entender y gestionar cada una de las emociones que nos pasan por el cuerpo. Entre estas nuevas herramientas que están al alcance de nuestras manos encontramos la Guía Headspace para la meditación en Netflix.

Esta serie animada de ocho episodios invita al espectador a introducirse en el mindfulness y explorar las distintas emociones o situaciones a las que se encuentra expuesto mientras brinda herramientas para entender y gestionarlas de la mejor forma posible.

Headspace es un recorrido por la frustración, el estrés, la ira y el dolor, pero también busca que aquel que decide sumergirse en esta experiencia aprenda a desenvolverse con su entorno desde la amabilidad mientras descubre cómo y por qué enamorarse de lo que vive.La narración de su director, Andy Puddicombe, quien además es el cofundador de la plataforma digital de meditación Headspace, acompañada por la animación en colores suaves y agradables a la vista son la combinación perfecta para llevarte por un camino de relajación, pero sobre todo de autoconocimiento.

Picture of Lucía Montiel
Lucía Montiel
Periodista. Criatura del 2000, por ende hija del internet. Como buena consumidora de Tik Tok habla rápido y de varias cosas a la vez. Le gusta hablar sobre películas, series y música.

RELACIONADOS

Ruta épica

Ruta épica

Una atleta de élite requiere de retos que se encuentren a su altura y qué mejor que probarse que un

Amplia tus espacios

Amplia tus espacios

No importa si vives en un lugar pequeño, siempre existen un par de trucos para hacerlo lucir más amplio y

Una deuda nos esclaviza 

Una deuda nos esclaviza 

Aunque las deudas nos asustan, no son algo que no se pueda solucionar. Basta con organizarse y hacer unos ajustes

Despídete de los mitos

Despídete de los mitos

En muchas ocasiones el miedo nos paraliza y frena para dar el paso definitivo para cambiar nuestras vidas. Es por

Skate, diseños e identidad

Skate, diseños e identidad

Las patinetas son una pequeña extensión del skater, los diseños en ellas son el reflejo de cada uno de ellos.

Un paraíso tecnológico

Un paraíso tecnológico

La tecnología avanza con cada día que pasa y gracias a la nueva BINAES podemos explorar y experimentar con nuevas

Religión y arquitectura

Religión y arquitectura

Si hablamos de estructuras impresionantes, las iglesias católicas no pueden quedar por fuera con pilares inmensos, vitrales espectaculares y un

Las ruedas de feria: una experiencia única

Las ruedas de feria: una experiencia única

Para algunos su parte favorita de las fiestas agostinas, para otros una experiencia no tan grata. Lo cierto es que